lunes, 7 de septiembre de 2009

JOVENES SOLDADOS

Decían que iban a la guerra, parecían verdaderos soldados, se sentían muchas veces cansados, pero nunca se dieron por vencidos, su lucha iba mas allá que por un pedazo de territorio o por religión, iba por ideologías, creen en la justicia, en la igualdad y por sobre todo en la dignidad de las personas, sus armas mas letales son sus martillos, con los cuales matan la desesperanza y construyen los sueños, sus trajes militares, son jeans rasgados, zapatillas de lona, y una polera que marca su espíritu que dice PROHIBIDO DETENERSE, su bombas letales para derrotar a su enemigo son las distintas herramientas sociales que implementan a diario, están decididos a derrotar la pobreza, y cada día son muchos más, no luchan solo en Chile, sino que están desparramados por toda Latinoamérica, se trasladan de un país a otro, no conocen las fronteras, y tienen claro su objetivo.

Es una guerra que parece no tener fin, hay muchos que dicen que no ganaran, no confían en ellos, pero no se dan por vencidos y siguen luchando a diario, creando e inventando nuevas metodologías de batalla. Su enemigo es implacable, y mucho más fuerte de lo que alguna vez se imagino, se reproduce y se manifiesta de varias maneras, arremete con dureza y golpea sin distinción a niños, adultos y jóvenes, ha estado por siglos, pero estos jóvenes soldados, saben que con esfuerzo y reclutando mas jóvenes lo lograran, ha sido difícil, pero cuando trabajan en equipo saben que son invencibles, los observan, algunos piensan que están locos, otros solo creen que son inocentes idealistas, ellos saben que harán historia.

Quieren cambiar su vida y la de su país, es por eso que tienen que estar siempre atentos, tienen que ser los mejores, cuando ingresaron muchos lo hicieron por curiosidad, o por la invitación de algún amigo, hoy se han dado cuenta que es como una droga, y que están adictos a ella. Han crecido, madurado y desarrollado, ya no son los mismos ni nunca lo serán, su vida ha cambiado, se espera en ellos la construcción de un país justo, igualitario y con oportunidades reales, en donde los protagonistas de los cambios sean las familias, y en donde la sociedad trabaje en conjunto por la superación de las problemáticas que tiene el país, en donde el enemigo sea solo un débil recuerdo del pasado.

Se han encontrado con realidades que los han marcado, la empatía ha sido fundamental en su modo de trabajo, algo les quema, les apasiona, tienen la oportunidad de conocer gente que jamás hubieran conocido, y por sobre todo se han dado cuenta que tienen la capacidad de asombrarse y de amar sin limites, ha sido una universidad de la cual no solo han aprendido sino a la vez han puesto en practica todo lo que saben.

Este ejercito compuesto por jóvenes soldados, han marcado a muchos integrantes, y lo seguirán haciendo, depende de ellos darle la continuidad necesaria, para seguir enfrentando a su gran enemigo la pobreza, que tiene fuertes aliados como la desesperanza, la cesantía, y la falta de oportunidades, pero saben que con esfuerzo, dedicación, inteligencia y proactividad la derrotarán.

Estos jóvenes soldados siguen avanzando a paso firme, se siente su energía, sus ganas y sus ansías por ganar, están cambiando su vida, la de las familias por la cual combaten y la de su país, son héroes, han hecho historia.

Pia Soto Riquelme
Región Bío Bío
, Chile

2 comentarios:

"Remolin y Remolón" dijo...

Muy lindas palabras, el texto tiene un toque emotivo y motivante...Me gusto mucho y estoy de acuerdo en lo que dice.

Luis-Alberto dijo...

Soldados anónimos marchando contra la injusticia y la exclusión social! Excelente Pía! Prohibido detenerse!

Un saludo desde UTPMP-Nicaragua.

Luis-Alberto Vargas
Voluntario Permanente