lunes, 28 de septiembre de 2009

Derecho a la Vivienda en Chile

En Chile los Derechos Humanos a la salud, educación, trabajo, vivir en un medio ambiente libre de contaminación, honra y acceso a la justicia, entre otros, son reconocidos como tales por el Estado y protegidos mediante la Constitución.

Sin embargo no sucede lo mismo con la vivienda: nuestro Estado no reconoce nuestra necesidad, como seres humanos, a una vivienda como un derecho esencial, a pesar de si estar garantizado por tratados internacionales suscritos por Chile donde se compromete a asegurar una “vivienda adecuada”, mejorarla continuamente y adoptar las medidas necesarias para la protección de este derecho (Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales).

Y ¿ Qué ha implicado que nuestro país no asegure efectivamente el Derecho a la Vivienda a sus ciudadanos mediante una Constitución que lo garantice y la legislación adecuada que lo respalde?

Principalmente que el acceso una vivienda adecuada se ha determinado por la capacidad económica de la persona y las políticas públicas del gobierno de turno.
De este modo, los últimos gobiernos, para que las familias de escasos recursos puedan acceder a una vivienda, han entregado subsidios habitacionales mediante el denominado Fondo Solidario de Vivienda que pone una serie de requisitos al postulante como tener carga de familia, pertenecer a un Comité de Vivienda y no haber obtenido beneficio anterior ni él ni su cónyuge.

Frente a esto ¿Qué sucede con aquel chileno soltero menor de 60 años? ¿O con aquella que se encuentra separada de hecho y no puede encontrar el paradero de su marido que ha obtenido beneficio anterior?
Ellos no obtendrán el beneficio a una vivienda social y si no cuentan con los recursos económicos suficientes no podrán acceder a vivienda alguna.
Esto además significará un nivel de vida deficiente ya que no podemos considerar resguardados el resto de los Derechos Humanos si el sujeto no vive en un “Barrio”, ya que el Derecho a la Vivienda debe ser visto de manera amplia considerando el acceso, condiciones materiales dignas y un vecindario adecuado.

El Derecho a la Vivienda actualmente no es tema de discusión, los candidatos presidenciales no lo consideran en sus agendas, pese a que se hace imperioso legislar al respecto.

Por ello ¿Debería seguir siendo la vivienda un beneficio estatal o de una vez por todas ser un Derecho garantizado en nuestra Constitución?
Nuestra Presidente nos da luces al respecto en su mensaje al referirse al Fondo Solidario de Vivienda:
“Queremos ciudades bellas, amables, equitativas. Que la gente las sienta propias, respetuosas de su patrimonio. Queremos barrios seguros, iluminados, con áreas verdes
y con espacios para el deporte y la vida al aire libre. Más plazas y más parques.
Los chilenos tenemos el derecho de vivir en vecindarios más acogedores”.

Rafael Silva y David Blanco
Región Metropolitana, Chile



3 comentarios:

Nadin F Medellin Almanza dijo...

He trabajado en el tema de vivienda por 5 años. Quedé sorprendida de no encontrar en la constitución chilena el derecho a la vivienda. Más porque son uno de los programas sociales de vivienda más exitosos a nivel latinoamericano. Por su cobertura, la eficiencia de la focalización y su efecto en el bienestar. Me quedó la pregunta? será que ayudará que sea un derecho para mejorar sus programas? De que le vale a México, Colombia, Bolivia, Brasil, Ecuador, Honduras, Panamá, Uruguay o Venezuela tener un derecho constitucional?? Con todo y el derecho constitucional si no tienes la plata no hay casa.

torvic.vera dijo...

bueno si la verdad si no hay plata no hay casa, pero el derecho a la vivienda no se debe entender como si el estado fuera un padre que debe entregar gratuitamente a cada ciudadano su vivienda, por el contrario no debe hacerlo, sino porcurar entregar las mayores herramientas posibles para permitir a cada persona poder acceder a su propia vivienda,el hecho de que se pueda transformar en derecho con rango consitucional dotaria de su correspondiente accion para hacer efectivo en la practica dicho derecho y exigir que el estado realize las mejoras subsidiarias que le correspondan, para que todos logren en la practica una vida mas digna y segura...mientras se mantenga en simples programas del gobierno seguira siendo inestable su supervivencia juridica y carecera ademas de la garantia que entrega un derecho constitucional....saludos!

Alejandro Rios dijo...

Parece que todos los gobernantes de Chile, olvidan convenientemente, defender el derecho a una vivienda adecuada, de muchas familias o personas, que no tienen la capacidad economica o no tienen la capacidad de endeudarse con un banco, para adquirir una vivienda adecuada, cediendo todos estos politicos a la defensa de muchas personas que necesitan ayuda, o estos mismos politicos, haciendo un pie a un lado, en el interez de defender a los ciudadanos vulnerables o que no les alcanza para tener vivienda adecuada, para favorecer a los inversionistas de las inmobiliarias en la venta de viviendas, dejando a la deriva la necesidad de vivienda adecuada de muchas personas.
El mandato de naciones unidas es claro, las leyes y convenios y pactos de defensa de los ciudadanos, en todas sus facetas, es claro, es un claro mensaje que da forma a los derechos humanos, para evitar el desamparo, abandono y vulneracion del humilde esfuerzo de quienes no tienen los recursos para garantizarse una mejor vida, para evitar justamente eso, son todos estos postulados convertidos en ley, ojala se cumplan en CHILE y que este estado sea mas amable con la dificultad economica de sus ciudadanos, le falta mas solidaridad.